Luego de un razonable período de notificación, se iniciaron este lunes los operativos de ordenamiento de los espacios públicos en el microcentro de la ciudad con más de sesenta motocicletas mal estacionadas que fueron retiradas por personal de Tránsito.

Esta medida fue adoptada por el Departamento Ejecutivo Municipal en respuesta a un pedido concreto del Centro de Comercio e Industria ante la necesidad de mejorar la transitabilidad en la zona comercial y dar cumplimiento de las ordenanzas vigentes.

En este sentido, el secretario de Servicios Públicos, Fernando Vásquez, explicó esta medida se tomó al tener en cuenta que muchas veces los peatones deben bajar a la calle por el gran obstáculo que representan las motos estacionadas en las aceras.

Cabe recordar, que días atrás el intendente Pablo Mirolo mantuvo una reunión con directivos del Centro de Comercio e Industria de La Banda con el fin de coordinar medidas que contribuyan al ordenamiento de la ciudad.

De este encuentro surgió como una de las prioridades avanzar en el ordenamiento del microcentro, específicamente con la ocupación indebida de espacios públicos.

Por lo tanto, no podrán estacionar o detenerse de forma total o parcial (salvo por motivos de construcción, demolición, emergencia o mudanza) en los siguientes lugares: aceras, espacios verdes públicos, rotondas, plazas, parque, paseos, espacios públicos en general; dentro de los cinco metros anteriores o posteriores de una senda peatonal o ciclística; a menos de diez metros de las paradas de los vehículos de transporte públicos, semipúblicos y de pasajeros; en los espacios correspondientes al ingreso y egreso de peatones y vehículos de edificios escolares, asistenciales, policiales, de bomberos, centros de salud u otros organismos, y de lugares destinados a la guarda permanente o transitoria o al estacionamiento de vehículos y moto vehículos; en ochavas, formando doble fila y frente a cocheras.

Además, las autoridades aseguraron que este operativo se va a realizar todos los días de forma permanente para poder generar conciencia y mantener libres las aceras de este sector para mejorar el ordenamiento vehicular.

Desde el municipio remarcaron que esta medida no tiene otro objetivo más que mejorar la calidad de vida de los vecinos y hacer cumplir las normativas, motivo por el cual se pide cooperación y evitar la aplicación de multas o retenciones de vehículos mal estacionados.