Sin embargo, no dudó en afirmar que “en la adversidad el pueblo bandeño siempre se ha mostrado más unido y fuerte que nunca; porque así lo dice su historia y porque lleva en la sangre el impulso de generaciones de familias que han hecho grande el nombre de La Banda”.

En vísperas del cumpleaños número 108 de la ciudad de La Banda, el intendente Pablo Mirolo expresó su emoción por este día tan especial que –debido a la pandemia- transcurrirá sin coloridos desfiles, ni el brillo de músicos y bailarines en la esquina de Besares y Belgrano.

“Este miércoles celebraremos 108 años de declaración de La Banda como ciudad, pero todos sabemos que este pueblo es también parte de la semilla fundadora de esta hermosa provincia”, dijo.

“Pero, a diferencia de otros años, la actualidad nos obliga a permanecer en nuestras casas, a reprimir nuestras ganas de compartir la gran fiesta de cumpleaños en familia y con amigos. Sin embargo, yo los invito a hacer un esfuerzo más en medio de esta pandemia. Los invito a celebrar con responsabilidad y aprovechar este momento para reflexionar sobre los logros alcanzados y los sueños por cumplir, para que este aniversario sea el punto de partida hacia una nueva etapa de crecimiento para nuestra querida ciudad”, expresó el mandatario.

Mirolo aprovechó la ocasión para agradecer a todos los bandeños que en este difícil momento salen a trabajar asumiendo su tarea con responsabilidad social.

Destacó particularmente a quienes están al frente de los servicios esenciales, en los centros de salud, fuerzas de seguridad, transporte, higiene, tránsito, comercio y otros rubros que se constituyen en piezas fundamentales de un enorme engranaje que pone en movimiento a la sociedad.

“A todos ellos y a cada uno de mis vecinos, mis mejores deseos en este 108º aniversario de nuestra querida ciudad de La Banda”, concluyó el intendente Mirolo.